Impermeabilización de Fachadas

Valora nuestro contenido

Impermeabilización de fachadas

Las fachadas son uno de los elementos de la edificación que más sufren por el paso del tiempo y las inclemencias meteorológicas. La impermeabilización de fachadas es una de las acciones de mantenimiento que debemos realizar para evitar problemas en el interior del edificio. De no llevar a cabo mantenimiento alguno en las fachadas de nuestro edificio, estaremos expuestos a que se generen humedades y otros problemas relacionados en el interior. Estos problemas traerán otras intervenciones como el saneamiento de las secciones afectadas y multiplicarán los problemas derivados de acometer una gran reforma.
En cuanto a los problemas derivados de una mala impermeabilización cara al exterior del edificio, son muchos más graves. Las filtraciones pueden producir desprendimientos que pueden provocar graves daños a terceros. En el mejor de los casos pueden ocasionar daños materiales, en el peor, personales. En ambos casos la propiedad tendrá que responder por los mismos mediante el seguro que tenga contratado. De no tener seguro, las consecuencias se complican mucho más, llegando incluso dependiendo del daño a ser penales.
-Desarrollo de los trabajos:

Las labores que se desarrollan en fachadas llevan asociadas una serie de gestiones administrativas. En primer lugar tenemos que contar con que si la acción a llevar a cabo es sobre la totalidad de la fachada, se deben instalar andamios que invaden la vía pública. Deben contar con un permiso por parte del ayuntamiento donde se vayan a desarrollar los mismos.
Antes del inicio de la actividad, un técnico en prevención de riesgos laborales debe certificar que todos los elementos cumplen con las condiciones mínimas de seguridad tanto para operarios como para los usuarios de la vía pública.

El andamio debe tener una red que proteja al trabajador en caso de caída y al viandante en caso de desprendimiento de cascotes. Los trabajadores deben estar asegurados igualmente por una línea de vida que impida su caída. De esta manera se llevará a cabo la operación, aplicando un nuevo material impermeabilizante. En el caso de que la fachada contenga amianto, se debe llevar a cabo el correspondiente desamiantado. En edificios con una cierta edad es muy posible que debamos tener en cuenta esta posibilidad.

Para las labores puntuales que no impliquen una acción sobre toda la fachada, se llevarán a cabo los denominados trabajos en altura. Estos deben ser desarrollados por profesionales formados y acreditados para ello. Será necesaria la instalación de una línea de vida como punto de fijación y aseguramiento del trabajador y una red que impida que cualquier tipo de cascote o herramienta alcance la vía pública si se precipita al vacío.

También en este caso un técnico en prevención de riesgos laborales debe supervisar que se cumplan los requisitos mínimos de seguridad. La impermeabilización de fachadas, y su mantenimiento, ya sea mediante una intervención sobre la totalidad de la fachada, o una reparación sobre un punto en concreto, nos garantizará mantener la envolvente del edificio en unas condiciones óptimas.
Se pueden solicitar ayudas públicas para el desarrollo de estas actividades.

Empresa de impermeabilización de fachadas

Contar para ello con una empresa como Amianstop garantiza el más eficiente de los servicios. Van desde la gestión de las ayudas públicas, a trabajos en altura, pasando por la retirada de amianto.

Empresa especializada en quitar o sustituir cubiertas de uralita y quitar fibrocemento con amianto. ¡Llámanos!